COVID-19 y arbovirosis coexisten en Villa Clara

Si bien la COVID-19 reclama el máximo de atención no puede olvidarse que las arbovirosis, en particular el dengue, existen en Villa Clara.

Control de foco de mosquito Aedes aegypti.
Caibarién, Corralillo, Camajuaní y Santa Clara resultan los municipios más complejos en focalidad. En la cabecera provincial se notifica la presencia del vector en todas las áreas de Salud. (Foto: Tomada de Internet)
Visto: 1171

El enfrentamiento al SARS-CoV-2 exige en estos tiempos todas las fuerzas y nadie lo pone en duda; sin embargo, desde hace años convive en Villa Clara —y, al parecer, sin intenciones de marcharse— el mosquito Aedes aegypti, principal causante del dengue.

Tanques destapados, posible criadero del mosquito Aedes aegypti.
Tanques destapados, peligro potencial para la aparición del Aedes aegyti. (Foto; Tomada de Internet)

Se trata solo de una parte del capítulo de las llamadas arbovirosis o virus trasmitidos por insectos, pues hay que añadir otros padecimientos como el zika, el chikunguña y la fiebre amarilla. No obstante, en la actualidad el dengue se mece en la misma cuerda que la COVID-19; obviamente, no con el mismo impacto emocional y social que deja el SARS-CoV-2, aunque sí provoca síntomas muy similares, incluidos fiebre alta y repentina, malestar general, cansancio intenso, dolor de cabeza y detrás de los ojos, náuseas, vómitos, erupción en la piel, dolores musculares y en las articulaciones.

Con las lluvias asociadas a los fenómenos meteorológicos, y las negligencias tradicionales que hemos sido incapaces de solucionar a nivel intra y extradomiciliario, no resulta extraña la proliferación de los criaderos. Observe en su vivienda o institución laboral, y si ve un mosquito patirrayado, de tórax plateado, dé por seguro que tanto usted como su comunidad están en peligro.

Según datos recientes del Minsap, el 79,2 % de los focos registrados en la provincia presentan el vector en escenarios conocidos, tales como depósitos para el almacenamiento de agua, tanques bajos y elevados, cisternas sin tapa y algunas que permanecen a la intemperie. Aunque de ello se habla una y otra vez, gran parte de la población no actúa de manera consecuente. Ante este fenómeno no bastan las medidas extremas en el interior de la vivienda, sino que debe prestarse mucha atención a lo que ocurre en los exteriores, con énfasis en los patios.

Realización del autofocal para detectar posibles criaderos de mosquitos.
Resulta indispensable la realización del autofocal y la revisión sistemática, pues luego de dos o tres días de ser depositado los huevos en recipientes contentivos de agua limpia, estos se convierten en larvas hasta llegar a ser ejemplares adultos. (Foto: Tomada de Internet)

Un reciente análisis del escenario villaclareño indica que Caibarién, Corralillo, Camajuaní y Santa Clara resultan los territorios más complejos. En la cabecera provincial, el vector vuela por todas las áreas de Salud, fundamentalmente las pertenecientes a los policlínicos XX Aniversario, Capitán Roberto Fleites (Malezas), Chiqui Gómez y Marta Abreu, donde se reporta la situación epidemiológica más complicada del municipio.

Detalles

—Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde son las seleccionadas para las picadas.

—El promedio de vida de los huevos fuera del agua puede extenderse hasta un año, por eso resisten ambientes secos y eclosionan cuando las condiciones se vuelven propicias.

—Como dato curioso, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos advierten que la picadura del mosquito se produce sin darnos cuenta, debido a que se acerca por detrás y ataca en los tobillos y en los codos.

—Normalmente pican a los humanos, aunque no se descarta en perros y otras mascotas domésticas.

—Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dengue es conocido como «fiebre rompehuesos» y cerca de la mitad de la población del mundo corre el riesgo de contraer el virus.

—A inicios de julio de este año la región de las Américas notificó 673 148 casos de dengue, con una tasa de incidencia de 68 infestados por 100.000 habitantes, y los principales registros se concentran en Brasil, con el 83 % de los casos, seguido de Perú, Nicaragua y Belice. 

De acuerdo con algunos especialistas, el dengue apareció en Cuba en la década de los 70 del pasado siglo, y se describe  como enfermedad aguda viral trasmitida por el Aedes aegypti al picar, primeramente, a una persona enferma, y luego repetir la acción sobre una sana. La hembra puede picar hasta diez individuos, y si está infestada contagiará a ese grupo, cuyo cuadro puede transitar desde pacientes asintomáticos, otros con manifestaciones moderadas, hasta llegar a algunos con marcada incidencia clínica y provocar el dengue hemorrágico.

En tiempos agudos de pandemia, habrá que acudir al médico ante los primeros síntomas y aportar la mayor cantidad de datos durante el interrogatorio, en aras de facilitar el diagnóstico. Y, ¿qué se establece en relación con las visitas de los operarios antivectoriales a las viviendas en tiempos de restricciones por la alta contagiosidad de la COVID-19? Quedan condicionadas a la voluntad de los moradores, pero aquellos que no permitan el acceso, tendrán que comprometerse a realizar un autofocal responsable y una meticulosa revisión de cada espacio del hogar y de las entidades laborales que se encuentren en activo.

Ojalá así sea, pues el peligroso zancudo, al parecer, pretende seguir los pasos del nuevo coronavirus. La percepción de riesgo se mantiene baja o anda tan lejana que pudiera chocar con la luna de Valencia, si es que la encuentra. 

Algunos datos curiosos 

El punto de origen del insecto se remonta a África, pero con reportes en el Caribe desde hace más de 350 años. No debe olvidarse que Cuba sufrió un brote de dengue hemorrágico en 1981. Se reportaron más de 344 000 casos; de ellos, una cifra superior a los 10 300 correspondieron al tipo hemorrágico. Hubo 158 fallecidos, incluidos 101 niños, y el costo económico de la epidemia se estimó en 103 000 000 de dólares. Este triste episodio ha sido considerado el más devastador y trágico en la trayectoria de la enfermedad en el continente americano.

Mapa de la distribución del dengue por el mundo.
Distribución del dengue por el mundo. (Foto: Tomada de Internet)

Hace poco, el 26 de agosto, tuvo lugar el Día Mundial de Enfrentamiento al Dengue. Nunca olvidemos este infortunado capítulo acontecido en nuestra nación y evitemos, con nuestras conductas y acciones, una segunda aparición, porque la vida no lo perdonaría.

Se han publicado 6 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • H.c.o.

    Cuales son las características para saber cuál es el mosquito aedes aeghiptis ?

  • Dr. José Luis Aparicio Suárez

    Gracias por informar a la población, pues el dengue es una enfermedad infecciosa sistémica y dinámica, que puede cursar en forma asintomática o expresarse con un espectro clínico amplio que incluye las expresiones graves y las no graves. Después del período de incubación, la enfermedad comienza abruptamente y pasa por tres fases: febril, crítica y de recuperación. El Aedes aegypti y el Aedes albopictus son los mosquitos transmisores. Los Aedes aegypti, mosquitos hembras, son la principal fuente de transmisión; esta especie pica durante el día, con el período de alimentación más activo 2 horas antes y 2 después del amanecer y el atardecer. Los pacientes desarrollan fiebre alta y repentina, y esta fase febril aguda dura de 2 a 7 días, suele acompañarse de enrojecimiento facial, eritema, dolor corporal generalizado, mialgias, artralgias, cefalea y dolor retro-ocular. Pueden presentarse manifestaciones hemorrágicas menores, como petequias y equimosis en la piel. Los pacientes que mejoran después de que baja la fiebre, se consideran casos de dengue sin signos de alarma. La clave es la identificación temprana y la comprensión de los problemas clínicos durante las diferentes fases de la enfermedad, lo que da lugar a un enfoque oportuno y una buena respuesta clínica. Por favor, no dude en acudir al médico ante la presencia de sintomatología sugestiva.



  • Jose E Martinez

    Es verdad ya el Dengue anda a sus anchas por nuestras calles y lo más malo a muchas personas los mandan para su casa como covid y es Dengue

  • Ley moreno

    Tiene que haber muchos casos de dengue con estos apagones niños recién nacidos llorando por horas por el apagón y nadie dice nada que explicación van a dar ninguna segura estoy que los que dan explicaciones tratando de convencer no tiene este problema hasta cuando por favor aflojen

  • Rey61

    Lo más triste de todo es que a partir de la aparición de la Covid los operarios de la campaña. Por lo que conozco en Santa Clara prácticamente ninguno entra a las viviendas. Por lo menos los del XX Aniversario se reúnen en el parque de Pastorita, desde la 7:30 y permanecen hasta alrededor de las nueve a esa hora salen a caminar y ya entre las 10:30 y las 11:00 están de vuelta sentados en los bancos llenando el control de las visitas"realizadas"
    Lo que no entiendo es que si están prohibidas las estancias en parque y lugares públicos ellos se pueden pasar la mitad de la mañana en esta área todos los días y lo más peligroso es que muchos de ellos se pasan todo el tiempo sin ponerse el nazobuco, sin el menor distanciamiento. Algo muy lejano a lo que le corresponde a un trabajador del Minsad.

  • Mileidys

    Es realmente una situación alarmante la que se está viviendo con el dengue en estos días. Soy del área de policlínico Marta Abreu y hay muchas personas que ahora mismo están con dengue. Mi pregunta es... por qué no se fumiga???