De pagos en línea y código QR

Disponible en bodegas y tiendas industriales, el servicio de caja extra, mediante el escaneo del código QR, permite extraer dinero efectivo de tarjetas magnéticas a través de las plataformas de pago en línea Transfermóvil o EnZona, sin necesidad de ir a un cajero automático.

Compartir

Idalia Vázquez Zerquera
Idalia Vázquez Zerquera
@IdaliaVzquez
419
25 Mayo 2023

En tiempos en que se dificulta el acceso a los cajeros automáticos, la santaclareña Omara Rodríguez decidió probar suerte en la bodega más cercana a su lugar de residencia, para hacer uso del servicio de caja extra y proceder a la extracción de 5000 pesos (MN) —cifra máxima permisible en un día— mediante las plataformas de pago en línea: Transfermóvil o EnZona.

(Ilustración: Alfredo Martirena)

La jubilada mostró satisfacción cuando, a pocos minutos de la operación que facilita transferencias monetarias y otras prestaciones, a través del escaneo del código QR, recibió, de manos de la dependienta, el monto solicitado. Una vía rápida y segura que, según expresó, practicará desde ahora, sin tener que trasladarse al centro de la ciudad en busca de un cajero automático.

¿Cómo funciona? Disponible en las bodegas y tiendas industriales de la provincia, el servicio de caja extra utiliza para el pago en línea el dinero ingresado mediante la compra de bienes por parte de los clientes, o de la liquidación de los artículos de la canasta básica.

Para ello, el usuario deberá ser portador de una tarjeta magnética emitida por el Banco de Crédito y Comercio (Bandec) o el Banco Popular de Ahorro (BPA), asociada a las plataformas de pago antes mencionadas.

La experiencia favorece también a dichas unidades, al disminuir el monto de la recaudación del día a depositar en los bancos, así como la manipulación y custodia del efectivo, además de recibir una comisión por cada operación que realicen.

A pesar de estos beneficios, su práctica todavía no logra el impacto deseado en comparación con el número de tarjetas magnéticas emitidas, pues muchas personas desconocen sus bondades y ven con recelo esta opción.

Mediante el escaneo del código QR, los usuarios también pueden proceder al pago de los productos de la canasta básica u otros artículos disponibles en dichas unidades.

A esta iniciativa se incorporaron, recientemente, los puntos de venta de gas licuado de Cupet, opción que pretende extenderse a otras dependencias que utilizan efectivo para la comercialización.

Entre los establecimientos de Santa Clara con buenos resultados destacan los mercados industriales La Perla y El Taladro, y la bodega La Comuna, que alientan a hacer uso de estas plataformas como parte del proceso de informatización de la sociedad cubana.

Pero no siempre el servicio de caja extra encuentra eco en los dependientes de las unidades de Comercio, y en lugar de estimular su práctica, actúan de manera pasiva, aun cuando las instituciones financieras de la provincia continúan su divulgación por los medios de prensa e infografías colocadas en las fachadas de las sucursales bancarias con indicaciones precisas.

Entonces, habrá que promover más la iniciativa en las unidades de Comercio y continuar la capacitación de su personal, como una alternativa viable en los barrios que evita tener que recurrir a un cajero automático.

 

Comentar