Luis Machado Ordetx
Luis Machado Ordetx
@MOrdetx
3559
17 Noviembre 2016

La destilerí­a Heriberto Duquesne, anexa a ese ingenio de Remedios, acentúa sus potencialidades de exportación a partir de terminados de   Ron Vacilón, nueva marca incorporada a los surtidos de producción. Ya concluyeron   los primeros embarques de 25 cisternas a granel unos 900 000 litros de 55 grados de alcohol, dirigidos a mercados europeos, principalmente, alemán.

A partir de mayo comenzaron los suministros, y estiman incrementos en las comercializaciones   para el año entrante. En el propósito amplí­an capacidades de añejamiento de la bebida, así­ como adquisición de tecnologí­as necesarias en la fábrica y del envase apropiado al lí­quido, apuntó Ramón Santos Dí­az, director de la Unidad Empresarial de Base Derivados, la entidad industrial.

La entidad cuenta con prestigios foráneos en las gamas de rones del tipo Mulata (Silver Dry, Añejo Blanco, y aquellos con procesos de 3, 5 y 7 años, o del denominado Reserva Real), licores que recibieron una acertada promoción de Tecoazúcar, la empresa comercial. Durante la Feria Internacional de La Habana (Fihav 2016), alcanzaron  reconocimientos por la calidad y variedad de sus terminados.

Allí­ el envase o botella de Mulata, Añejo 25 Años, bebida de la cual entregaron 1500 recipientes de 700 mililitros, obtuvo el premio de diseño en la categorí­a de Comunicación Visual, al distinguirse por una    imagen superior de la simbologí­a cubana y resguardada por un cofre en madera. El embalaje perpetúa la variedad y propiedad de un surtido rubricado por una tarjeta de felicitación que adjunta el maestro ronero de la entidad villaclareña.

Los abastecimientos de ese tipo de licor, con suficientes respaldos en solera, posibilitarán crecimientos perspectivos. Todas las producciones, apuntó Santos Dí­az, ofrecen envases y etiquetas con acabados artí­sticos. Tienen tapas de seguridad que contribuyen a elevar el icono etí­lico, y disponen de diseños atractivos y de calidad y sabor  de lí­quidos conservados para mercados en frontera y el exterior.

Todaví­a sin concluir el año, la destilerí­a Santa Fé fundada en 1844, completó el plan de fabricación de alcohol, ascendente a 86 700 hectolitros. También se empeñan en rebasar un volumen superior a otros 15 000, ya que contarán con disponibilidades de guarapo y miel aportados durante la zafra del ingenio aledaño, el abastecedor directo de materia prima.

El central Heriberto Duquesne facilita el empleo de jugos directos de la industria (guarapo) para obtener alcoholes. La actividad contribuirá a disminuir costos y facilita la confiabilidad del proceso de fabricación y   añejamiento de aguardientes en solera.

La entrega de alcohol del año será similar a la cantidad elaborada  en la etapa precedente. En 2017, según solicitudes,  ejecutarán acabados superiores a 11,2 millones de litros de alcohol. Las entregas de ron, en sus diferentes formatos, también se corresponderán con los pedidos de clientes nacionales y extranjeros, destacó el directivo.

Santos Dí­az, informó que la carga contaminante de la destilerí­a remediana disminuye de modo considerablemente. Tienen en funcionamiento una planta de residuales que emplean en la obtención de gas metano y el fertirriego de siembras de caña. De ese modo atenúan amenazas al medio ambiente y convierten a subproductos de la industria en nutrientes para el suelo.                                                              

En funcionamiento tendrán,   además, una fábrica de pienso ensilado para cerdos. Elaborará durante 10 meses unas 6 000 toneladas a partir de miel B, saccharomyse fondaje de levadura luego de la fermentación de melazas empleadas en obtener alcohol y mezclas de residuos agrí­colas. La producción sustituirá importaciones de materia prima, y bajará los costos de los alimentos animales, resaltó por último Santos Dí­az.

Comentar