Huellas de un día

Experiencias de un ganadero que apuesta en cada jornada por mantener, a pesar de la llega de menores producciones lecheras, el incremento y estabilidad de los ritmos de acopio de un alimento necesario para todos.

Compartir

Ganadero manejando el ganado.
El ganadero, vigilante, asiste el rebaño durante el día, y en la noche, acuartonados algunos animales van al pastoreo asistido, y otros al ordeño manual. (Foto: Arelys María Echavarría Rodríguez)
Luis Machado Ordetx
Luis Machado Ordetx
@MOrdetx
249
18 Noviembre 2023

A su finca la apoda «El Sufrimiento», así a secas: comparte suelos en usufructo entregados en la  zona de Soler, en Ranchuelo, con la esposa y el hijo. En total suman 107.36 hectáreas dedicadas a la cría de ganado lechero, de carne, suelos de pastoreo y siembras de pastos y forrajes, así como de cultivos varios. De todos los acopios hace con sistematicidad aportes en ventas estatales: No importa mucho obtener grandes ganancias monetarias que ensanchen el bolsillo personal. Lo que interesa, por encima de todo, a Narciso Ramón Ramírez Machado es disponer de mayores sumas de dinero para invertir y diversificar el predio familiar y que el país salga adelante.

Rebaño de ganado.
El manejo ganadero, todavía sin resultados óptimos, contribuye a la productividad de la finca. (Foto: Luis Machado Ordetx)

En tiempos en que los acopios lecheros, por incontables adiciones de incumplimientos ganaderos, puso en alarma semanas atrás los suministros del alimento destinado a los niños, embarazadas y enfermos, Narciso, como otros productores villaclareños, se deshacían en interrogantes mentales: ¿Cómo es posible que…?

Unos 300 litros del lácteo entrega diario luego de ordeñar, pasadas las nueve de la noche, 40 vacas de su rebaño. Ya a las cinco de la madrugada los animales andan por los potreros  para buscar pastos naturales, suministros de kinggras y caña de azúcar. En tanto arriba temprano el camión de recogida del líquido. «Dispongo de un termo de refrigeración, pero es imposible emplearlo, al igual que cosechadoras eléctricas, porque aquí lo que abundan son tendederas. Eso impide también la siembra de plantas proteicas que necesitan de máquinas procesadoras», dijo el hombre hace unas semanas en conversación con Osnay Miguel Colina Rodríguez, miembro del Comité Central del Partido y primer secretario en la provincia.

Osnay Miguel Colina, primer secretario del Partido en Villa Clara, y el productor Narciso Ramón Ramírez Machado.
Osnay Miguel Colina Rodríguez, junto al productor, observa un tractor construido con piezas desactivadas que, si no fuera por la carencia de una batería, serviría para roturar campos y eliminar malezas en los potreros. (Foto: Luis Machado Ordetx)

Entonces el dirigente político sugirió estudios de factibilidad para instalar paneles fotovoltaicos que permitan, como energía renovable, la generación de electricidad, tal como ocurre en otras zonas. Sería esa «una manera diferenciada de atención directa al productor», añadió.

Gracias al Stabilak, un conservante de leche, todavía existente en la finca, mantiene la calidad de la leche que entrega diariamente, pero cuando se acabe, ¿qué pasará?..., declaró Ramírez Machado, médico veterinario de profesión y antes criador porcino.

Cuando en la actualidad las vacas en ordeño dan apenas 2.5 litros por día, y otros criadores no entregan un alimento que adquiere otros rumbos, el campesino asociado a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Ifraín Alfonso, ya rebasó el compromiso de su contrato, y sigue en aportes. El pasado año, cuando se especificaba 550 litros/vaca, llegó al 225% de cumplimiento. Antes que concluya diciembre andará camino a esa cifra, aseguró.

Sacrificio…

Nada de lo que realiza en el día junto a la familia y dos vaqueros habituales constituye un hecho del otro mundo. Cree que aquí solo se logra un 40% de lo que realmente lleva una finca ganadera y alguna que otra producción de cultivos varios, entre las que abundan granos —frijol, arroz y viandas— y siembras forrajeras.

Alimentación al ganado vacuno.
La alimentación sistemática de la masa ganadera, con abastos estables de agua, inciden en la eliminación de muertes por baja incidencia de nutrición. (Foto: Luis Machado Ordetx)

—¿Por qué?...

—El ganado cubano es duro, resistente, pero no puede hacer una vida normal. Se le alteran las situaciones de manejo, el sistema fisiológico y hasta las horas de alimentación. Hay que luchar contra las ilegalidades, y el hurto y sacrificio está a la orden del día. Con el acecho al ganado se espanta al delincuente. Por suerte hace años que no ocurren hechos en la finca, pero todo se respalda porque en las primeras horas de la noche, con la caída del sol, las vacas están listas para comenzar el ordeño y el resto de los animales en sus cuartones, con vigilancia sistemática. Todo lleva sacrificio. Quien crea que obtendrá resultados sin hacer nada está perdido.

«Hay que invertir mucho en una finca para obtener los resultados deseados. Desde la chapea manual, hasta el alambre para cercar los potreros, el pago a los contratados, las semillas de los cultivos varios, y la subsistencia familiar, llevan dinero. En los tres últimos años por los resultados productivos fui autorizado a sacrificar 38 animales. Este año serán 14, y como en ocasiones anteriores el primer envío fue donado a centros asistenciales, en especial al Hogar materno de Ranchuelo. Nadie calcula qué representa la carne fresca, en cuartos, en relación con la res en pie.

«Tengo vínculos con mipymes, y bajo contratos vendo carne de esos sacrificios, y eso genera ingresos en divisa que destino a compras de alambre, medicamentos veterinarios y otros accesorios requeridos por la maquinaria agrícola. Ya usted escuchó, el primer secretario del Partido —Colina Rodríguez— también sugirió formalizar negocios con la Zona Especial de Desarrollo Mariel y con Turismo en la cayería noreste de Villa Clara. Eso dejará otras posibilidades de ingresos y todo responde a los resultados de la finca que, por supuesto, no caen por la buena de Dios», señaló Narciso Ramón.

«El Adelantado»

Alguien que escuchaba el diálogo del productor lo apodó «el Adelantado», y tal vez aquella apostilla venía como anillo al dedo a esa férrea voluntad, como médico veterinario, de aplicar ciencia y técnica en la finca. Entonces explicó que practica la inseminación artificial en sus vacas, paridoras durante todo el año. La mortalidad en terneros y en reses por desnutrición, a pesar de carecer de plantas proteicas, resulta inexistente.

Narciso Ramón Ramírez Machado, productor ganadero.
Narciso Ramón Ramírez Machado, médico veterinaria graduado en 1994, siempre apuesta por la aplicación de la ciencia y la técnica en predios de su finca. (Foto: Luis Machado Ordetx)

En total la finca dispone de 305 reses, y las hembras, cuando paren al poco tiempo entran en fases de renovación, de acuerdo con sus producciones, edad y estado físico. La inseminación con método tradicional y pajuela se hace en ocasiones con semen censado —nacen más hembras que machos— suministrado por centros de investigación radicados en La Habana, aunque también emplea esperma de genotipos raciales del Cebú lechero y Siboney mestizo, y dentro de poco experimentará con la Charolaise, con lo cual intensificará el escalonamientos de partos y nacimiento de terneros, precisó.

«Aquí casi todo el ganado es del tipo Retrocruce, de excelente cualidad por la insistente renovación y la inseminación artificial que hago, pero quiero experimentar con la Charolaise porque es una raza de tamaño, porte y contextura que permite conseguir leche y carne, razones productivas en las cuales me desenvuelvo, y dicen los especialista que sirve para utilizarla como bueyes al desplegar mansedumbre y fortaleza», aseguró el criador.

En «El Sufrimiento», donde impera el sacrificio de los ganaderos, hasta la ciencia y la técnica se emplea en los cultivos varios y los pastos y forrajes con el mejoramiento de los suelos a partir del estiércol vacuno. En la era de muchos imposibles también allí abundan alternativas que  dejan notorias huellas en los resultados productivos alcanzados  durante un día de trabajo, a veces, anónimo.

Comentar